¡NO LLORES, PORQUE MAMÁ SE PONE TRISTE! Adaptación al Cole o Guarde

He recibido varias consultas por mail y de mamás y papás  que asisten a nuestros talleres, angustiados porque su pequeño sigue llorando al entrar a la guarde, al cole o durante toda la instancia. Y sus pequeños no lo están pasando muy bien.
 
Me imagino también lo que sienten ustedes, papás:  el  dolor y frustración de no saber cómo ayudar a sus pequeños para que no sufran.  Me gustaría poder darles un abrazo, tanto a los papás como a los pequeños, cada vez que leo sus palabras y consultas.
 
Es un cambio muy grande; tienen que enfrentarse al mundo ellos solos.  Yo también sentiría mucho, pero  mucho “miedo” si me dejaran sola en un coche y  en medio de una avenida muy transitada y no supiera conducir. ¿Y  tú?
 
Sé que sienten “tristeza” al ver a su pequeño llorando desesperadamente. Desahógate en un lugar aparte y permítete llorar… verás que pasará.
 
Es por eso que es importante que no le digas a tu pequeño ¡NO LLORES, PORQUE  MAMÁ SE PONE TRISTE! Su angustia y dolor es real; mejor ayúdale haciéndole saber que ustedes  saben que está triste y que entienden su emoción y que, juntos, podrán encontrar una solución. Una buena manera es darle un recuerdo lleno de amor para que pueda ayudarle a pasar por estos momentos difíciles.
 
Poco a poco tu pequeño podrá aprender a gestionar sus emociones, podrá ir entendiendo que es divertido estar solo con otros “amiguitos” y que, después, regresarán mamá y papá.
 
Pueden darle  un recuerdo (algo físico) que le proporcione la sensación de seguridad y que le recuerde su amor cuando están separados. por ejemplo: su “mantita”, u otro objeto que utilice para dormir, o que sea un muñeco “inseparable”… Pero también hay objetos que le transmitirán calma:
 
Pulsera mágica:
 
 
Empiecen  dándosela un día que estén muy relajados; pero no justo en la puerta de la guarde, si no un día que estén paseando o pasando un rato agradable en familia.
 
Díganle que es una pulsera que tiene todo el amor de mamá y de papá que le ayudará cuando esté solito. Y será aun más “mágica” si también compran una para mamá y otra para papá. Así todos la tendrán y se sentirá mucho más seguro.
 
 
Estando en casa pueden quitársela y  así su “magia” no perderá poder. =)
 
 
Ponle un beso en su mano:
 
Cuando te despidas de tu pequeño puedes pintarte los labios de rojo y darle un beso en su mano para que se quede marcada con el beso de mamá.
 
Dile que cuando se sienta triste, ponga su manita en su mejilla y así sentirá muchos besos de mamá y papá.
 
También le ayudará leerle el cuento: Un beso en mi mano de Audrey Penn.
 
Es la historia de un mapache que entrará al cole y él no quiere; su mamá le da un beso en su mano, un regalo muy especial lleno de amor que le ayudará a estar “acompañado” en el cole.
 
 
Un abrazo muy grande a todas las familias que están en el proceso de adaptación.

 

Síguenos:
 Boletin  informativo crecer juntos con arteboletin del mes crecer juntos con arteTalleres en familia en madrid crecer juntos con arte estimulación tempranacharlas para padresasesoria para padres crecer juntos con arte
Anuncios

6 cuentos para el inicio del colegio o guardería

 
 
 
mi primer día del cole o guarde crecer juntos con arte.jpg
 
¿Dónde estamos?
 
Síguenos:
 Boletin  informativo crecer juntos con arteboletin del mes crecer juntos con arteTalleres en familia en madrid crecer juntos con arte estimulación tempranacharlas para padresasesoria para padres crecer juntos con arte

 

Mi primer día en el cole o guarde

 
mi primer día del cole o guarde crecer juntos con arte.jpg
Sé que varios de ustedes están un poco nerviosos porque se acerca el primer día de la guarde o el cole en España. En otros países, como México, ya han empezado las clases. Es un paso muy importante para los niños y los padres.
 
He hablado con varios papás o mamás que asisten a nuestros talleres sobre algunas cosas que pueden ayudarles a ustedes y a sus pequeños.
 

Algunos consejos:

 
Preparación:
primer día del cole.jpg.jpg
 
Dile a tu pequeño que irán a un lugar muy especial y dile lo que va a ocurrir: cómo es cole o la guardería, qué va a hacer, quién lo va a cuidar, que tú lo llevarás y lo recogerás a cierta hora (o bien, la persona asignada), que se trata de algo bueno y divertido, que estará muy bien…
 
Cuando leemos cuentos a nuestro hijo a cerca del cole o la guarde,  le ayudará a combatir sus propios temores e inquietudes. Los pequeños se pueden identificar con las emociones de los protagonistas y al conocer el desenlace de la historia les ayuda afrontar sus propios sentimientos con una sensación de mayor control.

6 cuentos para el inicio del colegio o guardería aquí.


cuentos para la adaptación al cole crecer juntos con arte
 
 
Sé que muchas instituciones dan una semana de adaptación con los padres, pero algunas no. En mi opinión es de suma importancia que tengan ese tiempo, ya que tu pequeño confía en ti y si ve que tu aceptas ese “nuevo lugar” él podrá estar más tranquilo.
 
 
Yo recomiendo que seas muy cercano al profesor; si es posible, que lo “abraces” y, al mismo tiempo, se lo “presentes” a tu hijo. Puedes decirle: Mira Juan, ella es mi amiga y jugarás con ella. Recuerda que tu hijo confía en ti, y si ve que tú eres cercano a la profesora, poco a poco entenderá que es de confianza.
 
No te vayas a escondidas:
primer día de la guarde no te vayas a escondidas.jpg
 
Si te vas a escondidas, sólo se logrará que el niño viva en constante angustia e inseguridad. No importa lo pequeño que sea; hay que hablarle, recorrer con él el lugar y decirle “Me voy, te vas a quedar con mi amiga, yo regresare por ti; y cuando regrese te voy  a dar un fuerte abrazo y nos vamos a ir juntos a la casa”. 
 
Sonríe:
 
Ya que le explicaste a tu pequeño, despídete de manera  natural y, por supuesto, dile que regresarán por él. Y SONRÍELE a tu hijo. Aunque estés muy angustiada y triste, muestra seguridad. Para el es importante verte segura y tranquila, ya que si tu estás con cara triste y angustiada, él se preocupara; pensara: “esto es peligroso porque mamá y papá están preocupados”.
 
Dale un objeto que se acuerde de ti:
 
Puedes darle un llavero, una bufanda tuya, una pelotita, o su objeto preferido. Esto le ayudará a recordar que regresarás y ayudará en su espera.
peluche primer día de la guarde.jpg
Más actividades para la adaptación a la guarde aquí.
 
 
Es posible que llore mucho tu pequeño, y te sentirás muy triste y angustiada. Llora todo lo que necesites… poco a poco pasará. 
 
 
Para saber un poco más por lo que pasará tu pequeño y más actividades, puedes entrar al post: 
 

 

 
¿Dónde estamos?
 
Síguenos:
 Boletin  informativo crecer juntos con arteboletin del mes crecer juntos con arteTalleres en familia en madrid crecer juntos con arte estimulación tempranacharlas para padresasesoria para padres crecer juntos con arte

 

¡El primer día que tu pequeño no dormirá en casa! Miedo a la separación

Tu pequeño dormirá en la casa de abuela, de un amigo, en un campamento…  por primera vez sin ustedes.  Nos preguntamos: ¿cómo lo vivirá mi hijo? ¿Qué sentirá? ¿Y yo cómo tengo que actuar? ¿Se sentirá abandonado? ¿Qué debo decir y hacer para que sea más fácil para él y para mí esta nueva aventura?


Algunos padres me han contado que, cuando su hijo tiene “Fiesta de pijama” con los primos, su pequeño se emociona mucho y le encanta la idea, pero al final de la noche tienen que ir a recogerlo porque no para de llorar.


Me cuentan que les extraña mucho este comportamiento ya que para unas cosas su hijo es muy animado y muy “independiente”,  pero que en este aspecto no. En el post: ¡Sshhhh! ¡No le digas que me voy! “Miedo a la separación”, vimos que la angustia de los pequeños es real; ellos creen que desapareces de la faz de la tierra y les da mucho miedo. Además, recuerda que tu hijo está creciendo y en algunas cosas se sentirá seguro y en otras no. 

 

¿Qué podemos hacer?


  • Descubrir qué le da miedo exactamente… y recuerden, al mismo tiempo, darle todo el cariño que necesite.

  • No decir frases que puedan herir al pequeño, tales como: “lloras como un bebé”; “pareces un bebé”; “ya eres mayor para estas tonterías”. Esto no ayudará, sino que le dará mucha más angustia porque no se sentirá comprendido.

  • Ponernos en el lugar del niño para motivarle a que exprese sus miedos sin que se sienta juzgado.

  • Nos puede ayudar el juguete o la mantita favorita de tu pequeño (objeto transicional). De esta manera, a través del juguete, él puede hacer una representación mental de que existen y que regresarán; le recordará lo tranquilo que se siente cuando  están con él, porque se acuerda de ustedes, y  le dará seguridad.

  • Cuando comento esto, algunos padres me dicen que su hijo no tiene un mantita/juguete favorito: algunos días le gusta el osito y otros días no se separa de un carritome comentan unos papás en una  charla.   (pulsa para más información de nuestras charlas). Muchas veces los niños van cambiando de “objeto transicional”; no importa, ya que el juguete, sin importar cual sea,  para él  representa a sus papás.



Hace unos días encontré en PEPA LUNA  el  cuento: La provisión de besos de Zea, de Michel Gay
, que nos da una fantástica idea sobre el “objeto transicional” y cómo ayudar al pequeño. Es la historia de una cebra que le da miedo ir de colonias, porque significa que se tiene que separar de mamá y papá. Al ver  la mamá y el papá de Zea la angustia de su hija, le hacen una caja llena de papelitos con muchos besos. Así que cada vez que Zea se sienta sola podrá sacar un beso y acordarse de mamá y papá.


Actividad:  Caja llena de besos.


Material:
  • Una caja.
  • Pedazos de papel de color rojo y blanco
  • Pegamento.
  • Pintura blanca.
  • Muñeco de cebra.
  • Pinceles.
  • Lipstick (pintalabios) de color rojo.

 En acción:


1.Motiva a tu pequeño para que pegue los pedazos de papelrojo en la caja.

2. Con la pintura blanca y la cebra, jueguen a que el muñeco deje sus huellas en la caja.


3. Con el lipstick rojo píntate la boca y dale un beso al pedazo de papel para que se quede marcado tu beso.


4. Guarda todos los papelitos con los besos.


Esta actividad también te puede servir cuando empiezan la guardería, el cole, cuando mamá y papá se van de viaje, a trabajar, etc.
 
Síguenos:
 
 newsletter crecer juntos con arte
 
aseosri2.jpg.jpg
 
 

¡Sshhhh! ¡No le digas que me voy! "Miedo a la separación"

Quiero compartir con ustedes una consulta que me hizo una madre a través del blog. 
 
Hola,
Mi hijo tiene 25 meses y estoy un poco angustiada porque no lo puedo dejar  solo, ni al cuidado de nadie,  ni siquiera con su cuidadora. Antes no había problema: se iba con todo el mundo. Ahora sólo quiere estar conmigo todo el tiempo. La única manera de que no llore un rato es cuando logramos que se “distraiga” con algo y yo puedo salir a escondidas para que no me vea. En cuanto me ve salir empieza a llorar o al poco tiempo que ve que no estoy empieza a montarla otra vez. Pero en cuanto me ve deja de llorar y como si nada.  Estoy desesperada por que no quiero que sufra,  pero yo no puedo estar constantemente con él. Todavía no está en guardería.  Quiero que sea un niño independiente. ¿Qué puedo hacer?  ¿Qué estoy haciendo mal?
Muchas gracias por tu ayuda.
M.
 
 Hola M. Me imagino tu angustia al no saber qué le está ocurriendo a tu pequeño. Son muchos cambios por los que está pasando en este momento tu hijo. Para él resulta muy estresante separarse de las únicas
personas con las que ha estado hasta ahora. Ve el mundo como un lugar muy grande y muy raro y para él, el tiempo pasa muy despacio. En el momento, realmente “desapareces de la faz de la tierra” y cree que no vas a volver. Un ejemplo muy claro es cuando le pides a un niño que se esconda: por lo general cierra los ojos y, de esta manera, piensa que ya desapareció. Imagínate que te dicen que es la última vez que vas a ver a tu pareja o a un familiar. Yo me pongo a pensar eso y mi reacción sería aferrarme a él y llorar desconsoladamente y gritarle: ¡no te vayaaass! .  Es lo mismo con tu pequeño: él cree que vas a desaparecer de su vida y no hay nada que le “garantice”  que tú vas a volver.
 
Ahora,  imagínate que vas con tu pareja o una amiga aun centro comercial y cuando  te “distraes” viendo un libro, ya no encuentras a la persona que va contigo: lo buscas en la tienda, en las tiendas de
alrededor, lo llamas por teléfono y no contesta, lo buscas en el baño, te vas al coche porque piensas que a lo mejor tampoco te encontró y es un lugar donde podría estar. ¡Pero no está! Pensándolo fríamente, lo más fácil es que la reacción de cualquiera fuera de angustia. Yo me preguntaría ¿Por qué no me avisa que se va por su cuenta? ¿Hice algo malo que no le gustó? ¿Le habrá pasado algo? A mí no me gustaría que me pasara. ¿A ti?
 
Después de lo descrito, tal vez podemos imaginarnos y “sentir” la etapa por la que está pasando tu pequeño. En muchas ocasiones puede presentarse este “miedo a la separación“, generalmente a partir de los 8 meses de edad aproximadamente. El irá entendiendo que mamá o papá no “desaparecen”, sino que regresarán. Es un proceso madurativo y  lo irá aprendiendo poco a poco. En nuestros talleres hablamos sobre esta etapa, que es algo normal y es parte de su proceso.
 
5 cosas que podemos hacer para ayudar a tu hijo que supere la etapa de la angustia de separación: 
 
1.    No te vayas a escondidas:
 
En nuestra cultura, porque algunas veces nos ha funcionado, pensamos que es más fácil salir a escondidas… ¡SHHH NO LE DIGAS QUE ME VOY… SHHH!  Y salimos disparados y agachados para que no  vea que ya no estamos. Por supuesto que se angustia tu pequeño cuando se da cuenta que ya no estás,  porque para él “desapareciste de la faz de la tierra”. Su angustia es REAL, no te está chantajeando ni nada parecido. En cuanto te ve, se tranquiliza y sigue jugando. 
 
 
2.   Siempre despedirnos y avisar cuando regresamos.
 
Desde muy bebés (me refiero desde recién nacidos) podemos ir explicándole que nos vamos, que ahora REGRESAMOS, que iremos a la sala. Por supuesto que no te entenderá si es muy bebé, pero así tendremos el hábito de SIEMPRE avisarle  de que nos vamos pero que REGRESAMOS. Un dato importante es que muchas veces tenemos el hábito de despedirnos pero se nos olvida avisarles de que ya regresamos.
 
3.   Llamarles desde donde estemos.
 
Tu pequeño puedes empezar avisándole que vas a baño y que regresas, y desde el baño le estás hablando.
 
4.   Enseñarles fotos familiares.
 
Desde los 10 meses de edad, aproximadamente, se interesan por las fotografías. Puedes enseñarle fotos de las personas más cercanas y una foto de la cuidadora, para que se vaya familiarizando e identificándolas. 
 
 
5.   Contarle cuentos:
 
Recuerda que los cuentos son fantásticos y  le ayudarán a combatir sus propios temores e inquietudes. El cuento que hoy recomiendo es: “Simón. Mamá sale esta noche” de Juliet Pomés Leiz. Nos muestra imágenes de Simón sentado en las piernas de su mamá, donde ella le explica que saldrá a cenar pero que se quedará con su tío Oscar. A Simón no le gusta mucho la idea. Pero en las siguientes imágenes muestra todo lo que hará con el tío Simón mientras mamá no está. La última ilustración se ve que mamá regresa, le da un beso pero el ya está dormido.
 
6. Mostrarle Imágenes o fotos de su rutina.
 
Puedes hacer un álbum con fotos o recortar de revistas imágenes de la rutina de tu pequeño. Por ejemplo: un niño jugando, comiendo, durmiendo, lavándose los dientes. Lo pegasen una cartulina y le vas explicando lo que va a pasar cuando tú no estés. Y así él irá entendiendo lo que hará en cada momento antes de que ustedes regresen.
5 cosas que podemos hacer para ayudar a tu hijo que supere la etapa de la angustia de separación:
 
 
Material:
  • Revistas.
  •  Pegamento.
  •  Tijeras.  
  • Rotuladores/plumones de colores.
  • Recorte de un cartón.
 
 
En acción:  
 
1. Juntos ven la revista y comentas con él lo que ven. Por ejemplo: El niño se está bañando. ¿Tú te bañas? Recortan juntos la imagen.
 
 
5 cosas que podemos hacer para ayudar a tu hijo que supere la etapa de la angustia de separación:
 
 
 
2. Pegan las imágenes en el cartón. 

3. Y, al final, que dibuje sobre las imágenes.
 
DSC_05703
 
 Recuerda:
 
Tu pequeño está en una etapa evolutiva de muchos cambios. Él todavía no entiende que regresas pero poco  a poco irá entendiendo. En nuestros talleres hablamos sobre este tema y a través de juegos y cuentos van superando el “miedo a la separación“.
 
 
 
 
Síguenos:
 
 
 
 
 Boletin  informativo crecer juntos con artecharla para padres en madrid crecer juntos con arteTalleres en familia en madrid crecer juntos con arte estimulación tempranaasesoria para padres crecer juntos con arte